Seleccionar página

Desde el 2016 en Bolivia hemos visto, cada vez con más frecuencia, el nacimiento de los llamados “influencers”. Personas con una buena cantidad de seguidores en redes sociales, capaces de generar conversaciones que pueden llegar a influir en su comunidad. En este blog hablaremos de los influencers y su relación con los medios tradicionales. ¡Comencemos!

 

Sobre Influencers y medios tradicionales

 

Desde jóvenes que crean sus propios contenidos, hasta personalidades y líderes de opinión en medios tradicionales, hoy han podido colaborar con marcas de la región en diferentes campañas de marketing como influencers.

Las personalidades de medios tradicionales han incorporado en la comunicación de su marca el social media, de igual manera los influencers son buscados por los medios tradicionales.

Los “antiguos” implementan lo “moderno” y los “modernos” son buscados por lo “antiguo”.

¿Por qué sucede esto?

 

La televisión, youtube, instagram, revistas, radio, spotify, periódicos, blogs, facebook, son medios de comunicación. Cada uno de estos medios sirven para enviar mensajes que permiten construir una marca. Tomando en cuenta que los influencers y personalidades son marcas, éstas tienen mensajes que quieren compartir y necesitan medios para hacerlo.

Cada una de estas marcas tienen intereses independientes para cada medio, por ejemplo podríamos decir que las personalidades de medios tradicionales buscan comunicar su vida más allá de la televisión o la radio, y a los influencers se les ofrece mayor exposición en medios tradicionales.

En esta publicación hablaré específicamente sobre los influencers y la relación con los medios tradicionales, en especial con la televisión.

La otra vez compartí lo siguiente en mi Fan Page:

Las personas empezaron a reaccionar, comentar y compartir la publicación, hubieron críticas y observaciones de toda índole. Ahora es cuando dejaré todo en claro.

Digo aquello porque un influencer se gana su posición con el contenido que comparte, con la interacción que genera día a día y con la simpatía que tenga con la gente. Sin embargo un personaje de la televisión es conocido porque la producción así lo quizo. Es decir, la persona elegida por la producción del programa podrá ser reconocida por la gente debido a la exposición de su imagen. Ojo que mi intención no es desmerecer los esfuerzos de las personalidades de televisión.

Estas personas de televisión son reconocidas por su actitud, personalidad, carisma, el programa que conducen y su buena presencia en la mayoría de los casos. Un influencer es igualmente reconocido por su actitud, personalidad, carisma y presencia. Pero hay un factor de diferenciación clave… el contenido propio.

Lo que el personaje de televisión conduce no viene de su mente, o al menos no totalmente. Pero lo que el influencer produce si, y es por eso que a la gente le gusta tanto. El contenido del influencer es totalmente natural. Eso podría responder a porque sus videos “mal producidos” que “solo se graban con celular” tienen tanto éxito.

El influencer es buscado por medios tradicionales para conducir programas en buenos horarios con el objetivo de incrementar el rating del programa. Es jóven es conocido, si lo traemos al programa traerá consigo su público también, por ende el costo de publicidad en horarios del programa incrementará.

Es una manera rentable de pensar para la cadena televisiva y para el programa en sí, hasta el influencer se beneficia de la exposición que se le brinda, y quizás con las marcas que aparecen como product placement durante el programa. Todo eso es bonito y esta bien, pero es cuando les invito a cuestionarse lo siguiente:

¿Las marcas con las que el programa se relaciona son marcas con las que el influencer gustaría/convendría que se relacione?

¿Por qué irse a un programa de terceros cuando tienes tu propia comunidad?

 

El influencer y las marcas con las que se relaciona

 

Como siempre digo todos somos marcas, y las marcas de los influencers son marcas más desarrolladas. Dentro de marketing el tema de marca es algo que se maneja con sumo cuidado ¿En qué contexto se muestra la marca? ¿Con qué otras marcas puede esta otra marca aparecer? ¿Sobre qué temas puede hablar la marca? y otros aspectos que durante la vida de la marca se van cuidando.

Ahora cuando un influencer y un programa de tv se unen, se están uniendo dos marcas. No es una relación laboral normal por así decirlo. Se debe hablar sobre los intereses de cada una de las marcas, con qué marcas quiero/puedo aparecer y qué marcas son las que aparecen en el programa. Además también hablar del contenido que se va presentar, de las conversaciones que van a presentar, las personas con las que me voy a relacionar, etc.

 

Comunidad y contenido propio del influencer

 

Hoy cada uno de nosotros somos un medio. Sacamos nuestro celular, abrimos facebook, seleccionamos un formato de contenido, y compartimos nuestra historia. Si el contenido es bueno, la gente lo replicará y nuestro mensaje habrá sido amplificado. Repitamos este caso de éxito unas 10 veces y tendremos una exposición suficiente como para pensar que podríamos empezar nuestra carrera como influencer.

Si nos ponemos a pensar sobre la diferencia entre un programa de tv y un influencer no encontraremos ninguna, ambos comunican, ambos son escuchados, ambos agradan… lo único diferente son los auspiciadores y el alcance del programa de tv.

 

¿Qué sucedería si este influencer invirtiera en su marca?

 

Quizás compraría luces, cámaras, cursos de edición profesional, muebles o lo que se necesite para armar un pequeño estudio en casa. Encontraría un mensaje de marca, un logotipo, eslogan, hashtag, compraría un dominio y personalizaría sus redes sociales. Generaría informes de cada una de sus redes y los utilizaría para encontrar alguna otra marca interesada en auspiciar, generaría un buyer persona para tener mayor indice de éxito en sus contenidos, realizaría colaboraciones o alianzas estratégicas con otras marcas influencers o comerciales sin intenciones de vender, etc.

Como pudiste leer y darte cuenta, este influencer se convierte en un programa sostenible y sustentable. Tiene auspiciadores, una comunidad activa y un show propio. Solo basta mirar el caso de mi amigo Cardamomazo, a los primero 50 minutos de la publicación se obtuvieron 1000 compartidos, el alcance de ese video es tremendo. ¿Qué hay en programas de terceros?

Hasta acá el blog de hoy querido marketing lover, si te gustó compártelo con los botones de aquí abajo. ¡Gracias por leerme, un abrazo!
#ElMarketingNosAcompaña

Mercadólogo | Speaker | Digital Strategist Ogilvy Bolivia
#ElMarketingNosAcompaña