Seleccionar página

Marketing Vs Ventas

Lo que te voy a compartir hoy son cosas que he aprendido durante todo este tiempo dedicándome pura y específicamente al marketing. Quiero compartirte la poca o mucha experiencia que tengo dentro de este tema que tanto me apasiona querido marketing lover.

El marketing y las ventas, son temas que suenan parecido pero que son diferentes y a la vez muy ligados entre sí.

Una venta es efímera, es una transacción. Por otro lado una marca genera relaciones y obtiene más ventas a largo plazo. Ante una venta puedes regatear el precio, ante una marca regatear el precio puede ponerte incómodo. Una venta puede darte el éxito hoy pero quizás no mañana, una marca perdura en el tiempo.

Dentro el marketing digital tú puedes ir a google y hacer SEM o SEO, poner una publicidad en Facebook, instalar cookies en la página web de tu empresa, mejorar el tamaño, ubicación, copy y color de tus CTA en tu landing page… eso es ventas, pero marca es diferente.

¿Qué provoca que quieras comprar de un lugar en específico? ¿Por qué compras tennis Nike? Nike no te puso en frente un Facebook ad que te llevó a una landing page donde hiciste click y compraste su producto. Tu compras Nike porque sí, porque es Nike.

Esto lo he comprobado conmigo mismo en mis Snaps en Snapchat.

Por Snapchat yo comparto mi día a día, cosas de marketing, cosas personales, cosas graciosas, en fin comparto lo que soy y lo que vivo diariamente.

Por Snapchat no se puede hacer clic en ningún enlace, lo que te impide redireccionar a tus seguidores hacia una landing page. En otras palabras no te da ventas.

¿Pero sabes que es lo que te da? Marca, porque por ese medio estoy narrando mi vida diariamente, lo que refuerza todo aquello que predico en mi blog u otros canales.

No digo que este mal hacer SEM, SEO, Landing Page optimization, Facebook Ads, Instagram Influencers, pop ups, CTA, yo lo he hecho en un principio.

Es por eso que digo que cualquier persona puede ser buena en ventas, todo lo mencionado lo puedes aprender en 6 o 7 meses por tu cuenta con tutoriales en youtube o blogs tal y como yo lo hice cuando comencé.

Cualquiera puede hacer ventas, pero hacer marketing es un trabajo moroso, duro y de nunca acabar.

Entre el crecer y construir una marca, ser un Nike, un Starbucks, un Coca Cola, una universidad de Harvard y vender cosas como: Cómo hacer publicidad por whatsapp, aprende a hacer Facebook ads, técnicas de ventas para ejecutivos o lo mejor que una marketing lover me mostró el otro día “neuromarketing digital” existe una gran diferencia.

Las tácticas están bien, repito todo aquello está bien y no es malo hacerlo, yo lo hago. Escribo esto porque solo quiero que comprendas la diferencia entre ventas y marketing.

También escribo esto porque en estas últimas semanas se me ha criticado mi forma de hacer “marketing” (En comillas como ellos me lo pusieron), “Si haces marketing ¿por qué no hay un pop up en tu blog?, ¿dónde están las llamadas a la acción?, ¿y los banners?…”

Todas estas cosas de Growth Hacking ya las hice, ya las viví y todos dentro del ámbito del marketing lo están haciendo

La razón por la cual hago marketing como quiero, es porque tengo fe en lo que hago.

Hasta ahora me ha resultado, tengo 24 años y en menos de dos años de desarrollar marca he sido invitado a medios de prensa y televisión más veces que mis propios docentes, he sido reconocido por marcas internacionales de marketing, conocí a grandes personajes nacionales e internacionales que me han ayudado demasiado en mi proceso de aprendizaje y desarrollo, me han buscado para realizar servicios y/o formar parte de empresas, etc.

Esto te lo digo con toda la humildad de mi corazón querido marketing lover para que veas que si funciona, que desarrollar una marca si tiene resultados.

¿Alguna vez viste una publicación o Facebook ad mío ofreciendo algún servicio de Community Management, asesoría en marketing o algo por el estilo? “Hola soy Sergio y puedo llevar la marca de tu empresas a la cima en dos clics” ¿No verdad?

Confío en que lo que hago sea lo suficientemente bueno como para que se comparta por sí solo.

Quiero que las personas vean mi nombre, se interesen, me busquen en google, encuentren mi blog, investiguen en mis redes sociales, le den clic en me gusta en Facebook, seguir en Instagram, clic en añadir en Snapchat y me dejen construir marca.

No quiero arruinarles la experiencia de descubrir algo con una publicidad en Facebook.

Es como siempre digo, el marketing es como las relaciones de pareja, el hecho de que me pueda acostar con alguien en la primera cita es fantástico! Pero me quita cierta la probabilidad de que me vaya a casar con esa persona.

El marketing no es un acostón de una noche, es un matrimonio.

Todo este tiempo dedicándome al marketing me ha ayudado a comprender que siempre, siempre, siempre, sieeeeeeempre, es mejor apostar por el largo plazo.

Quiero compartir esto contigo querido marketing lover porque sé que te será de ayuda o por lo menos te servirá para empezar a cuestionarte un poquito más las cosas.

¡Gracias por tu tiempo al leerme, un abrazo y que el marketing te acompañe!